Para ayudar, se empieza por algo

Quizás alguna vez te has sentido impotente ante todas las cosas que suceden en el mundo y te has preguntado que es lo que una sola persona, como tú, puede hacer al respecto. Sin embargo, por más sombrío que te parezca el panorama, siempre existe la posibilidad de actuar. Discovery lo sabe muy bien, y desarrolló la filosofía "Empieza por algo", a través de la cual invita a sus colaboradores a dar ese primer paso para hacer del mundo un lugar mejor. 

 

Como parte de las acciones para llevar esa filosofía a la práctica, los voluntarios Discovery celebran su día de impacto año con año, en el que salen de la oficina para hacer trabajo en la comunidad. Esta vez, el enfoque fue la estabilidad financiera y el cuidado del medio ambiente, por lo que llevaron a cabo ecotecnias. A través de esta estrategia, se dota a familias de medios para obtener ingresos a la vez que se mejora su calidad de vida y se evita dañar a la naturaleza.

 

Los voluntarios acudieron a la comunidad de Piedra Grande, en Huixquilucan, Estado de México, en donde elaboraron huertos y sembraron árboles frutales bajo la guía y ayuda de Grupedsac. Gracias a su trabajo, los habitantes y visitantes del CEDER de Grupedsac podrán aprovechar esos huertos para obtener ingresos y también para autoconsumo. 

 

Cada impact day de Discovery nos deja con un gran sabor de boca, pues nos recuerda que todo problema tiene una solución que nace de la voluntad de querer cambiar las cosas. ¡Gracias voluntarios por enseñarnos a empezar por algo!