Posada con Zurich

Al visitar la comunidad de Jardínes de San Juan, uno podría pensar que ya no está en la Ciudad de México, pues los caminos terrosos, las construcciones sencillas de ladrillo gris y la proximidad con la montaña y bosques del Ajusco se asemejan más a la imagen de un pueblo pequeño. Sin embargo, aún forma parte de la metrópoli, cuestión que vuelve aún más impresionante las carencias que vive su población.

 

El Centro Comunitario San Juan Bautista funciona como punto de unión para los habitantes de la zona, ya que, además de servir como escuela, es un espacio abierto para todas las familias. La labor del centro es compleja, y el contexto al que se enfrenta lo es aún más, siendo uno de sus principales retos encontrar una fuente de ingresos constante y sustentable para su población. Por ello, el pasado diciembre los voluntarios Zurich acudieron al Centro Comunitario San Juan Bautista para una jornada de trabajo y contacto con la comunidad. 

 

La primera labor de los colaboradores fue la elaboración de ecotecnias, en específico huertos caseros, que además de ser una fuente productiva para las familias, les permite ser autosuficientes sin dañar al medio ambiente. Además, el modelo de huertos puede ser replicado por la comunidad en el futuro. 

 

Aprovechando el contexto de las fiestas decembrinas, los voluntarios organizaron una posada para la comunidad, en la que rompieron piñatas y entregaron aguinaldos. De esta manera, el día de trabajo se cerró con un festejo lleno de sonrisas y agradecimiento, funcionando como punto final de un año lleno de actividades a favor de la comunidad. 

 

¡Muchas gracias Zurich por compartir su tiempo y solidaridad a lo largo de 2018! Unidos, sigamos impactando vidas en este 2019.