Un torneo dedicado a la discapacidad múltiple

Si has tenido la fortuna de asistir a un partido de tu equipo de futbol favorito, seguramente has experimentado la magia de estar en las gradas al lado de miles de personas que, como tú, sufren y celebran cada una de las jugadas. El poder de 'ponerse la camiseta' es inmenso, y aunque sea por un breve periodo de tiempo, nos vuelve parte de una gran familia. Esta pasión aumenta cuando nos identificamos con la filosofía de nuestro equipo, cuando admiramos la manera en la que actúa aún fuera de la cancha, porque con ello nos inpira a ser una mejor versión de nosotros mismos. En Fondo Unido-United Way México nos enorgullece formar parte de la familia guerrera de Club Santos, equipo que día a día nos muestra que la única manera de ganar es ganar sirviendo. 

 

Cada temporada, Club Santos se compromete con una causa social en específico, de modo que cada encuentro, cada gol y cada victoria tienen su origen en una preocupación por la comunidad. El torneo apertura 2018 tuvo a la discapacidad múltiple como su causa eje y contó con un padrino de lujo: Charly. De esta manera, durante la segunda mitad de 2018, Guerreros de Corazón, la división de responsabilidad social del equipo, llevó a cabo distintas iniciativas para impactar de manera positiva en la población con discapacidad múltiple. 

 

En total, se llevaron a cabo nueve activaciones sociales en las que participaron 606 beneficiarios de 13 instituciones de distintos estados de la república, así como de la ciudad de Albuquerque, en Estados Unidos. Así mismo, se contó con la participación de 21 jugadores, cuatro integrantes del cuerpo técnico y staff de Club Santos y Orlegi Deportes, quienes en todo momento nos recordaron que las victorias saben mejor cuando se comparten. 

 

Si bien la temporada estuvo llena de momentos inolvidables, recordamos con especial cariño la fecha cinco del torneo, cuando los guerreros se enfrentaron a Pachuca. Dicho encuentro se jugó frente a un público integrado por más de 70 instituciones orientadas a la primera infancia, la discapacidad y la tercera edad. Fue increíble ver la emoción y alegría que se vivía en las gradas. 

 

En este 2019, el torneo clausura estará dedicado a la discapacidad visual. ¡Que sea una temporada llena de solidaridad y triunfos, siempre recordando que sólo se puede ganar sirviendo!